Print this page

China a la vanguardia de la lucha contra el VIH

China a la vanguardia de la investigación en VIH

China ha marcado un nuevo precedente en el trabajo de prevención y detección del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida), con la aplicación de pruebas rápidas. En menos de quince minutos se puede descartar o confirmar el padecimiento.

Como casi todo lo que hacen, los chinos han diseñado un vehículo eléctrico especial, equipado para aplicar los análisis clínicos y entregar resultados en menos de un cuarto de hora.

El gobierno de ese país asiático ha mandado a las calles los primeros cinco vehículos, operados por quince voluntarios. Las unidades recorrerán, inicialmente, aquellos sitios públicos con mayor posibilidad o riesgo, como bares, centros de reunión de personas con preferencia hacia su mismo sexo, baños públicos y parques.

Habitantes chinos y extranjeros tendrán acceso a los estudios clínicos sin estar obligados a cumplir con mayores requisitos; los locales incluso podrán resguardar su identidad; lo único que deberán hacer es otorgar una muestra bucal para la prueba.

La medida se implementó a partir de la negativa de la población homosexual a acudir a alguno de los más de dos mil centros que operan en China en apoyo a las personas con el padecimiento, donde se practican pruebas de detección y se brinda asesoría. La comunidad masculina gay es la más afectada por el padecimiento, sobre todo en los nuevos casos detectados, donde el porcentaje supera el 81 por ciento.

La medida implementada por el gobierno chino bien podría replicarse en otras naciones donde la enfermedad sigue causando estragos sociales.

En México, por ejemplo, la incidencia del VHI-Sida, se mantiene en una epidemia concentrada, que afecta principalmente a los hombres homosexuales, usuarios de drogas inyectadas, trabajadoras (es) del sexo comercial, personas transgénero, transexual y travestis, según la tipología de Onusida.

Fue en el año de 1983 cuando se reportó el primer caso de sida en México. Desde esa fecha, y hasta el 30 de septiembre del 2014, existe un registro acumulado de 223 mil 995 personas que se han infectado por el VIH o desarrollado el sida. Sin embargo, sólo 116 mil 936 personas se encontraban vivas, 94 mil 812 ya fallecieron y 12 mil 247 se desconoce su status actual.

Del total de personas infectadas por el VIH, se ha estimado que el 50% no lo saben. En el año 2003, se logró que las personas sin seguridad social tuvieran acceso universal y gratuito a la terapia antirretroviral contra el VIH y el sida.

Así, a finales del 2013, 89 mil 410 personas estaban recibiendo antirretrovirales en todas las instituciones de salud públicas y privadas. En ese año, la Secretaría de Salud atendió a 57,073 personas con un costo promedio anual de 44 mil 997 pesos por tratamiento por persona.